Tarta de calabaza

Siempre me han encantado las recetas tan típicas americanas de hacer tartas con verduras, tales como, bizcochos de zanahoria y tartas o bizcochos de calabaza.

Como durante la fase de crucero no está aun permitido comer fruta, estoy un poco limitada a la hora de hacer tartas un poco diferentes, y me ha parecido una oportunidad excepcional para empezar a probar este tipo de recetas; eso sí, dukanizadas (cuando acabe la dieta probaré la versión estándar para poder comparar ^_^)

Ingredientes:

Para la base:
250g de tofu fino
3 claras (o 1 huevo + 1 clara)

Relleno:

450 gr (2 tazas) puré de calabaza escurrido
250 ml (1½ tazas) bebida de soja (o leche)
edulcorante apto para cocción (yo puse 1cc de sacarina líquida)
1cc canela molida
½cc jengibre en polvo
¼cc nuez moscada
¼cc clavo
½cc sal
2 huevos ( o 4 claras)

Procedimiento:

Precalentamos el horno a 180ºC

Mezclamos el tofu con las claras y el edulcorante. Yo uso tofu casero y no lo hago muy duro, para esta receta no lo he prensado mas que apretándolo un poco para que escurra el suero.

Estiramos la masa lo máximo posible con ayuda de dos hojas de papel encerado, hasta que tenga aproximadamente 3mm de espesor. Metemos en el horno 5 minutos, lo justo para que empiece a tener consistencia. Sacamos del horno, retiramos las hojas de papel vegetal y acomodamos en un molde apto para el horno, y horneamos durante 15 minutos a 180º.

En un bol batimos los huevos, y añadimos el puré de calabaza, el edulcorante, las especies y la sal. Una vez esté todo bien integrado, añadimos poco a poco la bebida de soja mezclándolo todo bien. Reservamos a temperatura ambiente.

Con la base aún caliente, vertemos el relleno con cuidado y horneamos a 180ºC durante 35-40 minutos, hasta que el centro de la tarta tenga aspecto de gelatina al mover el molde, y al pinchar “cerca” del borde, salga casi limpio. Puede parecer que no esté hecha aún, pero es el momento en el que ha de sacarse, sino nos quedará muy seca.

Sacar del horno, y cuando este templada desmoldar, y dejar enfriar sobre una rejilla. Esta tarta se ha de comer fría. Yo la preparé por la noche para el día siguiente.

Espero que os guste! Ya diréis que os parece si las probáis ^_^

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *